FALAFEL

El origen de los falafel se sitúa en la India y la característica esencial a la hora de hacer falafel, es que los garbanzos no se cuecen. Se dejan en agua fría hasta que se ablanden y luego se trituran con el resto de los ingredientes.